FF-25-CIRUGIA

SALVEMOS EL MENISCO

Este es el nuevo lema entre los médicos traumatólogos qué queremos que nuestros pacientes tengan rodillas sanas por mucho tiempo. También nos podríamos preguntar ¿POR QUE NO OPERARME LOS MENISCOS?. Los meniscos son una estructura fibrocartilaginosa que se encuentran en la rodilla y tienen como función principal disminuir la absorción de las cargas, disminuir el índice de fricción del cartílago y darle estabilidad a la rodilla. Todas estas funciones juntas ayudan a evitar que se desgaste el cartílago de la articulación, o sea la ARTROSIS. Por supuesto que existen distintos tipos de lesiones meniscales y que algunas de ellas requieren un tratamiento quirúrgico. Esto va a depender principalmente del tipo de lesión y el paciente que la sufra. En un principio, en caso de tener que operar una lesión meniscal siempre se debe hacer lo posible para que esa cirugía sea de REPARACIÓN, osea una sutura meniscal y no para sacar una parte de los mismos. Ahora cuando la cirugía en cuestión es para resecar parte del menisco, salvo en contadas ocasiones la cirugía DEBE ser la ÚLTIMA OPCIÓN terapéutica. El menisco tiene 3 regiones según su vascularización y las mismas están relacionadas al poder de cicatrización que este tejido tiene. La zona Roja – periférica (mayor poder de cicatrización), Zona Blanca (muy bajo poder de cicatrización) y la zona Amarilla (poder intermedio de cicatrización. También el tipo de lesión meniscal puede ser aguda (mayor poder de cicatrización) y crónicas (menor poder de cicatrización). Las lesiones degenerativas del menisco son un proceso biológico que sucede en la mayoría de las personas, ya que forman parte del envejecimiento normal de nuestro cuerpo. Como siempre le explico a mis pacientes, es como el desgaste de los neumáticos de un auto, por lo que va a depender de varios factores; el peso del paciente, la alineación de los miembros (cubiertas desalineadas se gastan más de un lado que del otro), la actividad que haga el paciente (kilometraje de las cubiertas) y la biología o genética del paciente (calidad de los neumáticos). Lamentablemente la mayoría de las cirugías que se realizan en la actualidad son para resección meniscal de lesiones crónicas y degenerativas, lo que puede generar en la mayoría de los casos, un bienestar transitorio pero a mediano y largo plazo puede ser devastador para el futuro de esa rodilla. El principal problema es que la mayoría de estas lesiones meniscales degenerativas están acompañadas de un desgaste del cartílago articular (artrosis leve) y el síntoma del paciente en gran parte es esta artrosis. Por tal motivo la cirugía para resección meniscal no solo no va a mejorar la lesión sino que la puede empeorar. Hoy por suerte hay OTROS TRATAMIENTOS NO QUIRÚRGICOS para estas lesiones. Siempre hay que comenzar por un correcto protocolo de rehabilitación, pero si el mismo no es efectivo se puede combinar con algún tratamiento Biológico o Regenerativo como el Plasma Rico en Plaquetas y el Concentrado de Médula Ósea para tratar estas lesiones meniscales degenerativas combinadas con algún grado de artrosis. Si quieres tener mas información sobre estos tratamientos y salvar tus meniscos, puedes obtenerla en la sección de mis especialidades – Terapias Regenerativas http://drfrancodellavedova.com.ar/terapias-biologicas/

Dr. Franco Della Vedova
Especialista en ortopedia y traumatología
Mat. 19280 / Reg. Esp 40/0514

Especialista en:

  • Traumatología del deporte
  • Cirugía artroscópica de Hombro y Rodilla
  • Terapias regenerativas
Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Compartir